casa PAX

Casa PAX
Casa PAX
Casa PAX
Casa PAX
Casa PAX
Casa PAX
Casa PAX
Casa PAX
Casa PAX
Casa PAX
Casa PAX
Casa PAX
Casa PAX
Casa PAX
Casa PAX

Casa PAX

A su vez, la voluntad de adaptarnos al terreno nos permite resolver por una parte una normativa estricta y por otra, lograr la privacidad que se desea para esta vivienda, mediante una pieza continua que acompaña a la casa desde la planta superior hasta fundirse en el terreno en planta baja, junto a la terraza amplia que contiene la piscina que acompaña a dicha pieza y se adentra en el terreno.

Por otra parte, el condicionante principal impuesto por la propiedad fue que la planta baja se destinase sólo a zona de día, mientras que la primera planta fuese toda para habitaciones y que éstas tuvieran su plena independencia, con baños y vestidores integrados en ellas.

Eso nos hizo pensar que la planta baja se podía manifestar con una imagen continua, mientras que la planta primera se podía ver como algo más fragmentado, que además podía marcar la estética final de la vivienda.

Y así fue; este hecho invitaba a utilizar un lenguaje que rompiera con el pasado, que lo partiera, por lo que se tradujo en una serie de volúmenes partidos, afilados, fragmentados. Una forma de fragmentar el pasado.