casa gaig

Casa Gaig
Casa Gaig
Casa Gaig
Casa Gaig
Casa Gaig
Casa Gaig
Casa Gaig
Casa Gaig
Casa Gaig
Casa Gaig
Casa Gaig
Casa Gaig

En virtud de la forma, y de la necesidad, virtud.

La idea en cuanto a distribución, la forma en planta de esta vivienda, el cliente la tenía clara. Quería conformar una vivienda en forma de “L”, toda en planta baja, de manera que una parte alojara la zona de día y en la otra estuviera la zona de noche. Ambas dando a la piscina y al jardín principal. La entrada a la vivienda se resolvería en la articulación entre ambas piezas. La forma resultante, demasiado regular para el gusto de todos era algo a resolver.

Surge entonces una nueva necesidad en el programa, (intentar conseguir unos metros en una segunda altura para una sala de usos múltiples), con el agravante de que la edificabilidad ya está consumida en planta baja con el programa descrito anteriormente: tratamos entonces hacer de la necesidad virtud. La normativa de esta zona permite que, respetando unos determinados parámetros a modo de buhardilla, esa altura sobre la planta baja no compute; transformamos el concepto tradicional de buhardilla mediante una forma más contemporánea, trabajando con curvas. Este modo de proceder nos permite alcanzar varios objetivos:

-por una parte, a nivel volumétrico,  la casa ya no es uniforme, simétrica: una parte estará en planta baja mientras que la otra, la de día, contendrá un elemento que en progresión alcanzará dos alturas.
-en el interior, nos permite tener la zona de salón en una semi-doble altura, a la que vuelca mediante un cerramiento de vidrio la nueva sala de usos múltiples.
– la forma que genera este nuevo volumen, nos da pie a trabajar con ese nuevo lenguaje  para, mediante una pérgola perimetral curva, unir ambas alas de la “L” por el exterior.

De la necesidad, virtud.