casa Gafarró

Casa Gafarró
Casa Gafarró
Casa Gafarró
Casa Gafarró
Casa Gafarró
Casa Gafarró
Casa Gafarró
Casa Gafarró
Casa Gafarró
Casa Gafarró
Casa Gafarró
Casa Gafarró
Casa Gafarró
Casa Gafarró
Casa Gafarró
Casa Gafarró
Casa Gafarró
Casa Gafarró
Casa Gafarró
Casa Gafarró
Casa Gafarró
Casa Gafarró

Ubicar el paraíso.

La primera vez que nos vimos con el cliente de esta vivienda fue precisamente en la parcela. En ella se ubicaba una antigua casa que había que demoler. Sus palabras fueron » quiero construir aquí mi paraíso».

La situación de la parcela era bastante propicia: prácticamente una primera línea de mar, con vistas increíbles al núcleo de población al que pertenece y a la punta del Albir. El trabajo más eficiente era ubicar bien la vivienda.

Decidimos entonces invertir la clásica distribución, situando en la planta más alta el salón-comedor-cocina junto con el dormitorio principal y la piscina, mientras que en la planta inmediatamente inferior se colocan las otras habitaciones y en un semisótano el resto del programa funcional.

Una segunda decisión será todavía más importante: esa planta alta, principal, tendría forma de «L» con un doble objetivo: sacar un mayor partido a la orientación del sol en la parcela y contribuir a la privacidad del área más importante de la casa, el área donde se recrea el paraíso.