casa CSA

Casa CSA
Casa CSA
Casa CSA
Casa CSA
Casa CSA
Casa CSA
Casa CSA
Casa CSA

La señal del gesto.

La primera reunión con los clientes fue en la misma parcela.

En ella, nos indicaron con gestos hacia dónde querían dirigir las miradas, puesto que de manera frontal tienen una vista magnífica hacia el pueblo y el puerto, mientras que en el lateral izquierdo pueden disfrutar plenamente del mar.

Entre ambas disposiciones, hay que salvar una construcción vecina que impide barrer con la mirada los puntos anteriormente mencionados.

Decidimos entonces incorporar esos gestos, esas indicaciones, al lenguaje mismo de la construcción: es cuando surge la idea de que los elementos constructivos ejerzan esa función de indicadores visuales, puesto que con una forma triangular buscan señalar los puntos hacia donde se deben dirigir las miradas.

De esta manera, una pérgola con dicha forma, ubicada sobre la cocina, nos invita a dirigir la mirada hacia el mar, mientras que la terraza del salón-comedor-cocina apunta hacia el puerto y el pueblo.

Con esto se consigue además que los elementos indicadores no coincidan ni en plano ni en altura, dotando así a todo el conjunto de un interesante dinamismo, puesto que además se trabaja con un lenguaje suave, evitando los encuentros triangulares en un punto, contribuyendo así a la fluidez general en la estética de la vivienda.